Wifi 6, basado en el nuevo estándar 802.11ax, inalámbrico de alta eficiencia

17/01/2019

Wifi 6

 

La saturación de redes wifi y dispositivos conectados se suma a la problemática de seguridad que presentan los dispositivos móviles. Además, el crecimiento exponencial de la conectividad inalámbrica con la introducción del Internet de las Cosas (IoT), nos encontramos con que los estándares actuales de las redes wifi más avanzados como el 802.11ac y el protocolo de seguridad WPA2 no van a permitir mayores posibilidades.

Afortunadamente, contamos con un nuevo estándar para paliar estos problemas con las redes inalámbricas actuales: 802.11ax, que va a permitir mejorar la conectividad inalámbrica gracias a una mayor velocidad, mayor caudal en zonas de alta densidad de dispositivos, menor consumo y, sobre todo, mayor seguridad.

Hasta ahora el estándar wifi más potente era el denominado 802.11ac que se homologó hace 6 años. Con el desarrollo del estándar 802.11ax se produce un salto hacia nuevas prestaciones demandadas por la necesidades actuales de conexión de todo tipo de dispositivos inalámbricos.

El nuevo estándar 802.11ax, “Inalámbrico de Alta Eficiencia”.

El nuevo wifi denominado WIFI 6 se basa en el nuevo estándar 802.11ax, que permite velocidades de hasta 10 Gbps y anchos de banda de 160 MHz. Esto va a permitir un mejor aprovechamiento de las prestaciones de la red, así como mejorar el servicio en zonas con alta concentración de dispositivos, como en eventos deportivos, musicales, festivos, etc.

Según ISP Review, los aspectos tecnológicos clave son:

  • La capacidad de combinar completamente bandas de 2.4GHz y 5GHz para usar 802.11ax al mismo tiempo. Hay que tener en cuenta que 802.11ax también es técnicamente capaz de direccionar bandas de frecuencia entre 1 GHz y hasta 6 GHz.
  • Soporte de enlace ascendente para MU-MIMO. El estándar 802.11ac Wave 2 existente ya soporta la tecnología MU-MIMO (multiusuario – entrada múltiple, salida múltiple) en funcionamiento de enlace descendente, lo que significa que es capaz de realizar múltiples tareas enviando datos a varios dispositivos a la vez en lugar de uno en uno cada vez. El estándar 802.11ax también permite que esta mejora funcione en la dirección del enlace ascendente.
  •  Acceso múltiple por división de frecuencia ortogonal (OFDMA) para enlace ascendente y descendente. Esta es una gran mejora, que también se ha abierto camino en otras pocas tecnologías de banda ancha como DOCSIS 3.1. Esencialmente, OFDMA es una solución de baja potencia que permite la transmisión simultánea de baja velocidad de datos de varios usuarios (es decir, divide los canales WiFi en cientos de subcanales más pequeños y les da a cada uno una frecuencia diferente).
  • Soporte para 1024 modulación QAM (modulación de amplitud en cuadratura) para aumentar el rendimiento (el QAM más alto para 802.11ac fue 256).
  • Varias otras mejoras de potencia y eficiencia, como el acceso aleatorio basado en disparador, la reutilización de frecuencia espacial, 2 vectores de asignación de red, el tiempo de activación (TWT), la fragmentación dinámica (802.11ac solo admite fragmentación estática).

Este nuevo estándar viene a cubrir las necesidades de los hogares, que cada vez presentan un mayor número de dispositivos conectados y de puntos de acceso no controlados en bloques de viviendas. Las necesidades de los hogares en cuanto a conectividad se disparan con la utilización de smartphones, portátiles, tablets, televisiones… y ahora, con la utilización de los asistentes de voz, con dispositivos domóticos como la iluminación, las persianas, cocina, horno, climatización, accesos, etc.

Si a esto sumamos que por cada vivienda tenemos una minired y en un vecindario tendríamos una de estas por vivienda, la necesidad de prestaciones de caudal y de la seguridad se hace más relevante. En este caso el nuevo estándar incorpora el protocolo WPA3, que utiliza un cifrado más potente e importantes mejoras en la configuración y autentificación de los dispositivos conectados a la red.

Otro aspecto importante que nos proporcionará el nuevo estándar es una reducción del consumo en los dispositivos móviles, lo que supone un aumento de la duración de la batería. El nuevo estándar 802.11ax utiliza la tecnología Target Wake Time (TWT) que mejora el consumo de la batería optimizando dinámicamente el tiempo de suspensión de los dispositivos están inactivos. Esta prestación si bien puede mejorar la duración de la batería de los smartphones y tablets, está dirigida especialmente a los dispositivos IoT.

En Berdin Grupo estamos trabajando en ofrecer las primeras soluciones de redes inalámbricas basadas en el estándar 802.11ax con productos deZyxel. Consúltanos.