La herramienta digital que convierte las ciudades en sostenibles

24/10/2016

Las ciudades son cada vez más conscientes de la necesidad de reducir sus emisiones contaminante. Por ello, muchas de ellas ya se han marcado objetivos medioambientales para cumplir en los próximos años. Es el caso de Helsinki, Minneapolis o Shenzhen, tres metrópolis muy distintas entre sí pero que comparten un objetivo claro: ser más eficientes y sostenibles. Y, para ello, han echado mano de una herramienta digital innovadora.

 

La digitalización que ayuda al medio ambiente:

Para alcanzar sus objetivos, estas tres importantes urbes utilizan como guía la tecnología de SIEMENS, City Performance Tool. Una herramienta de planificación y predicción que permite a los responsables urbanos seleccionar una tecnología “a medida” capaz de obtener el máximo beneficio económico y medioambiental.

sin-titulo

Las medidas de las ciudades para ser sostenibles:

  • Helsinki pretenden convertirse en una zona neutral de carbono en 2050. Debido al frío clima de la ciudad, la proporción de las emisiones totales de gases de efecto invernadero se deben a los edificios residenciales. A través del City Performance Tool, se han identificado qué tecnologías implantar en los edificios para reducir alrededor del 23% de las emisiones y se recomienda la implantación de un peaje para limitar la contaminación.
  • Minneapolis quiere reducir sus emisiones en un 30%. Para ello, City Performence Tool indica que serían necesarias la implantación de un total de 40 tecnologías dirigidas al transporte y las infraestructuras. La compañía de energía Minneapolis Xcel Energy tiene previsto transformar un 65% de los suministros en fuentes de energía limpia.
  • Shenzhen, disminuirá sus emisiones hasta 5 toneladas per cápita, según City Performance Tool.

City Performance Tool obtiene estas predicciones a través del estudio de las tecnologías y políticas seleccionadas para alcanzar los objetivos medioambientales, previamente marcados por las ciudades, y las analiza teniendo en cuenta tres variables esenciales: la energía, los edificios y el transporte.