La contaminación lumínica

12/12/2017

Contaminación lumínica

A la hora de abordar un proyecto de iluminación exterior, definimos los puntos de luz a instalar, teniendo en cuenta la ubicación del mismo, los niveles de iluminación requeridos por la normativa y también las ópticas y las orientaciones de las luminarias  para no contaminar lumínicamente la zona. Pero no solo esto evita contaminación lumínica.

Podemos entender como contaminación lumínica aquella luz que se dispersa, llegando a los hogares e incluso molestando a las personas. Pero también  hay zonas más sensibles de contaminación lumínica, como zonas urbanas, de protección rural, natural, astrológicas, etc., ya que la contaminación lumínica no es un fenómeno local y puede alcanzar cientos de kilómetros desde la fuente de luz emisora.

Esto ocurre porque todos los tipos de luz se dispersan,  atravesando  la atmósfera e interaccionan tanto con las moléculas gaseosas como con las de naturaleza sólida o líquida y se genera esos “halos lumínicos”.

El cielo es azul porque el color de la luz natural del sol se propaga con mayor intensidad en las horas centrales del día. Pero el cielo en el amanecer y atardecer se tiñe de un tono anaranjado. Esto ocurre porque la luz del sol atraviesa una capa de atmósfera más gruesa.

Si extrapolamos este fenómeno a la luz artificial, las fuentes de luz con más temperatura de color alta, tienen una emisión mayor en la  parte azul del espectro (aproximadamente, 450nm) y son, por lo tanto, más contaminantes, ya que su penetración es mayor.

Por ello, a la hora de seleccionar las luminarias en las instalaciones de alumbrado exterior, lo recomendable para evitar esta contaminación lumínica sería decantarse como mínimo por puntos de luz blanco neutro, como el LED 4000k y muy  recomendable sería hacerlo en tonos de luz 3000ºk, aunque la eficiencia de esas fuentes de luz sean menores

En Berdin Grupo, comprometidos en evitar la contaminación lumínica, somos sensibles a la dispersión que genera en la atmósfera la luz blanca y cómo incide esto en la salud de las personas. Por ello hemos optado por asesorar y recomendar a todos nuestros clientes la necesidad de trabajar con temperatura de color cálidas, que tengan el menos impacto posible sobre nuestro entorno.