El futuro pertenece a IO-Link

03/10/2016

Pepperl + Fuchs presenta IO-Link. Éste permite la comunicación continua al nivel del sensor. Un sensor que incorpora tecnología inteligente integrada, característica que da lugar a nuevas oportunidades de automatización. Los sensores IO-Link permiten usar el cableado y los sistemas de conexión ya existentes.

Algunas de sus ventajas: 

  • Reducción de costes a largo plazo en todos los niveles.
  • Tecnología estandarizada para facilitar su uso.
  • Tiempos de inactividad mínimos gracias a la gestión inteligente de parámetros.
  • Diagnóstico integral de dispositivos hasta el nivel de campo.
  • Flexibilidad de aplicación mejorada.
  • Inversión segura a largo plazo gracias a la estandarización internacional.

Planificación:

  • Economías de escala gracias a una interfaz de menor complejidad y una mayor reducción del número de entradas de control.
  • Reducción de los costes administrativos y de tramitación de pedidos.
  • Menor volumen de piezas de repuesto en stock.
  • Mayor flexibilidad y menor coste de planificación.

Instalación y puesta en marcha:

Instalación y puesta en marcha
  • Rapidez en su instalación.
  • Ahorro en componentes gracias a la interfaz estandarizada.
  • Configuración, determinación de parámetros y diagnóstico simplificados gracias a una gama uniforme de herramientas.
  • Puesta en marcha: procedimiento flexible in situ o centralizado.

Funcionamiento:

Funcionamiento
  • Transferencia simultánea de información de conmutación, valores medidos e información de estado.
  • Evaluación de los valores medidos desde el mismo sensor o de forma centralizada en el PLC.
  • Acceso a información de diagnóstico durante el funcionamiento.
  • Mantenimiento en función de los requisitos.
  • Administración inteligente de parámetros, que permite efectuar cambios en cuestión de segundos.

Mantenimiento:

Mantenimiento
  • Acceso a información de diagnóstico.
  • Mantenimiento preventivo para reducir los tiempos de inactividad.
  • Función de localización y almacenamiento centralizado de parámetros, que garantiza una rápida sustitución del sensor deseado.
  • Reconfiguración automatizada de parámetros, que reduce el tiempo de inactividad del sistema.
  • El modo SIO ofrece retrocompatibilidad con sensores binarios o de entrada digital estándar.