Contaminación lumínica y sus consecuencias

30/11/2022

La polución lumínica es producida por la contaminación emitida por la luz artificial y es uno de los problemas más importantes en los entornos habitados por el ser humano. Constituye una alteración del medio ambiente durante las horas nocturnas y afecta directamente a la gran mayoría de los ecosistemas donde se produce.

Algunas de las causas las encontramos en ciudades y núcleos urbanos, como el alumbrado público, el tráfico de vehículos, los paneles de publicidad, los carteles de neón o las propias luces emergentes de las ventanas. Al ser una contaminación intangible, muchas veces pasa desapercibida o es infravalorada, pero desde Berdin Grupo queremos ayudar a reducirlas recomendando algunas sencillas soluciones:

  • Orientar bien los puntos de iluminación
  • Utilizar sistemas de regulación como sensores de movimiento, control horario, curvas de regulación…
  • Usar fuentes de luz poco contaminantes
  • Iluminar sólo lo imprescindible
  • No proyectar ninguna luz hacia el cielo
  • Apagar las luces cuando no las estemos usando

¿Nuestro objetivo?
Contribuir a mejorar la calidad de nuestro cielo, a prevenir las consecuencias en nuestra salud y la de los ecosistemas de nuestro entorno y potenciar la eficiencia energética y ahorro energético global.

¿Cómo lo hacemos?
Ayudamos a elegir siempre las luminarias más adecuadas en cada caso, escogiendo la potencia, óptica, nivel de deslumbramiento, tipo de control, color de temperatura… óptimos para lograr que cada instalación sea lo más eco-friendly posible.

¿Cuáles son las consecuencias?
Los sistemas de iluminación poco eficientes y el uso excesivo que nuestra civilización actual hace de ellos, dan lugar a la presencia de luz artificial en el ámbito nocturno.

  • Aumento del Skyglow
    Al interactuar con las partículas del aire, esta se dispersa en todas direcciones, dando lugar a un considerable aumento del skyglow, el brillo del cielo nocturno. Este efecto, puede percibirse como un característico “halo” de luz que de noche se distingue sobre todas las grandes ciudades del planeta.
  • Deslumbramiento
    Molestias en los ojos y disminución de la capacidad de visión, ambas consecuencia del contraste excesivo producido por una fuente desmesurada de luz artificial.
  • Intrusión lumínica
    Invasión de luz artificial en viviendas particulares.
  • Sobreconsumo
    Despilfarro y uso no sostenible de la energía eléctrica que consumen los sistemas de iluminación artificial.
  • Efectos en el entorno
    Efectos negativos en la psicología humana, perturbaciones en los hábitos de especies nocturnas y alteraciones en los ecosistemas.

Ayúdanos a que la luz de nuestras ciudades sea más sostenible:  infórmate sobre la iniciativa Slowlight.