3 formas en las que la impresión en 3D revoluciona la industria

07/09/2016

La impresión 3D está en pleno auge. Su aplicación va más allá de juguetes, arte o biotecnología. Ahora, los avances en torno a este tipo de fabricación han llegado a la industria y ya son varios sectores los que se aprovechan de sus ventajas.

Aplicaciones de la Impresión en 3D:

Gracias a la fabricación aditiva, es posible obtener piezas personalizadas y de cualquier geometría reduciendo significativamente tanto los tiempos de desarrollo como los costes de producción.

 

Sectores que usan la impresión en 3D:

Automovilístico: ésta es una de las industrias que más ha apostado por la fabricación aditiva. Además de la generación de piezas en tres dimensiones, ahora se pueden crear coches a partir de este tipo de impresoras.

Ferrocarril: a través de un láser, se pueden crear piezas metálicas para reparar o sustituir ensamblajes de los trenes urbanos e interurbanos en cuestión de minutos.

Construcción: gracias a la fabricación aditiva, se ha conseguido crear edificios a través de la impresión 3D en tan sólo 17 días.

 

Además de estos sectores, el energético está comenzando a ver los beneficios de este tipo de tecnologías para mejorar sus fábricas.

Siemens es una de las compañías que ha apostado por la fabricación aditiva. Cuenta con una de las fábricas más pioneras para la creación de piezas metálicas para sus turbinas de gas en Suecia.

PN201317-08_300dpi-768x555